Mont Blanc (4.807m)

Mont Blanc (4.807m)


Ascensión al Mont Blanc
27 de junio de 2009

Ascensión a la cuna del alpinismo por la Ruta de los Cuatromiles y descenso por la Ruta de Goûter. En total 16 horas de alta montaña en los alpes después de esperar casi cuatro días a que se dieran las condiciones climáticas para la ascensión.

Vía: ascensión por la Vía de Los Cuatromiles (o Los Tres Montes), descenso por Goûter
Tiempo: 17 horas (8 ascensión y 9 descenso)
Desnivel: de subida 1.450 m, de bajada: 2.340 m
Altitud: 4.807 m
Dificultad: Muy Alta
Material: crampones, arnés, cuerda para cordada (12 metros) y piolet.

El Mont Blanc, el pico más alto de Europa, es una meta con la que sueña cualquier montañero, una cima emblemática, cuna del alpinismo, con un paisaje de impresión, una estética inmejorable. En definitiva, una montaña que no necesita muchas presentaciones. Su ascensión es una empresa seria a la par que asequible siempre que se haya seguido una cuidada preparación.

Después de realizar la aclimatación durante aproximadamente 4 días en la zona del Plateau du Trient, hemos tenido que esperar 3 días a que mejorasen las condiciones climatológicas y finalmente un fuerte sol entra por la ventana de nuestro hotel. Un rápido vistazo confirma los mejores presagios… ni una sola nube. Es el momento. Rápidamente nos ponemos en marcha.

El plan de ataque al Mont Blanc es el siguiente: nos acercamos hasta Les Houches para dejar el coche en el aparcamiento del Teleférico de Bellevue. Desde aquí tomamos un autobús, cargados con las mochilas y todo el material, hasta el Teleférico de L’Aiguille du Midi en Chamonix. Haremos noche en el refugio de Cosmiques para ascender al Mont Blanc por la ruta de Los Tres Montes y una vez conseguida la cima, bajar por la ruta más masificada, que es la de Goûter, llegando de esta forma al parking donde tenemos el coche.

La ruta de Los Tres Montes es de una gran belleza, aunque también es un itinerario más exigente tanto técnica, como físicamente que la ruta clásica (Goûter), debido a que salvaremos grandes desniveles y tendremos que superar un par de pasos con rimayas y pronunciadas pendientes.

Ruta de ascenso escogida. Es la conocida como Ruta de los Cuatromiles.
Ruta de ascenso escogida. Es la conocida como ‘Ruta de los Cuatromiles’.

26/07/09 Chamonix – Refugio de Cosmiques
Tomamos el teleférico a las 16:30 horas (40 € solo ida), que nos dejará en un santiamén a 3.842 metros de altura. Hasta aquí los turistas y los alpinistas se entremezclan, pero una vez que nos colocamos los crampones y atravesamos el túnel de hielo, desaparecen los turistas y sus cámaras.

Salimos a la arista de forma decidida y cuando ves el panorama que te rodea parece que las piernas no quieran avanzar. Ante nuestros ojos se abre el Valleé Blanche (Valle Blanco) y delante tenemos los Grandes Jorasses. Una mirada hacia nuestra izquierda y vemos Chamonix 2.800 metros más abajo. Una visión increíble, que una vez digerida, nos permite avanzar con sumo cuidado por la empinada pendiente, que decrecerá a medida que nos acercamos al Col du Midi.

En unos 45 minutos llegaremos al Refugio de Cosmiques (3.613 m), situado encima de un espolón. Tenemos el tiempo justo para dejar todos los bártulos y enseguida sirven la cena (18:30 h). El refugio está a reventar, no cabe nadie más y a las 20:00 horas ya estamos en la cama.

Poco a poco va cayendo la noche, la altura y los nervios harán que no podamos conciliar el sueño.

El refugio de Cosmiques a la derecha, con el Mont Blanc du Tacul al fondo.
El refugio de Cosmiques a la derecha, con el Mont Blanc du Tacul al fondo.

27/07/09 Refugio de Cosmiques – Mont Blanc – Refugio de Goûter – Chamonix
Nos levantamos a las 00:30 horas pues el desayuno lo sirven a la una de la madrugada. Extraños horarios estos de la montaña.

Son las 2 de la mañana e iniciamos la ascensión siguiendo una estela de pequeñas luces que se mueven de forma lenta, muy lenta. La noche es fría y por suerte para nosotros el cielo está lleno de estrellas. En el fondo del valle las luces de Chamonix nos llegan de forma clara. Avanzamos por el Col du Midi (3.530 m).

Al poco empezamos a superar los primeros desniveles del Mont Blanc du Tacul (4.100 m). La oscuridad es plena y nos guiamos siguiendo las huellas que han dejado otros alpinistas que han madrugado más que nosotros. Nuestros frontales iluminan algunas paredes de hielo y seracs que no adivinamos a ver enteros.

Las primeras horas transcurren entre penumbras solo alumbrados por el frontal.
Las primeras horas transcurren entre penumbras solo alumbrados por el frontal.

Es importante no confundirse y continuar siempre recto en dirección Sur, para no acabar en la cima del Mont Blanc de Tacul. De esta forma, rodeados de oscuridad, llegamos al Hombro del Mont Blanc du Tacul (4.120 m – 2:15 horas), para empezar a descender hacia el Col Maudit (4.035 m) y seguidamente nos encaramos hacia las primeras pendientes del Mont Maudit.

El Mont Maudit posee también un importante desnivel con rampas duras, muy largas y sostenidas. A nuestras espaldas el día empieza de forma muy tímida. Tenemos ganas de que salga el sol, pues el frío nos está ganando la partida y nuestros pies están helados.

Ante nosotros aparece ya iluminada por los primeros rayos de sol la rimaya que hemos de superar (4.170 m), son unos 80 metros con un desnivel de unos 50º. Aquí sufrimos un pequeño atasco debido a que una persona se ha bloqueado y su guía tiene dificultades para convencerle de que siga. Pasamos un cuarto de hora colgados de la pared de hielo y empezamos a tiritar por la falta de actividad.

Finalmente podemos avanzar con el sol ya calentando nuestras cabezas. Estamos llegando al final del Collado del Mont Maudit (4.345 m) ayudados por una cuerda fija que alguien a dejado en la pendiente.

Tramo de rimayas que hay que salvar escalando.
Tramo de rimayas que hay que salvar escalando.

Superado el Collado, ante nosotros aparece ya la cumbre del Mont Blanc, nos quedamos boquiabiertos observando lo cerca que estamos, aunque cuando vemos unos pequeños puntos que avanzan lentamente, nos damos cuenta de que todavía queda un buen trecho.

Desde el collado, de nuevo tomamos una pendiente en bajada, dejando a nuestra izquierda la cima del Mont Maudit y siempre en dirección Sur. Nos dirigimos hacia el Col de la Brenva (4.300 m). Llevamos algo más de cinco horas de ascensión.

De nuevo una pendiente mantenida y dura, es el Muro de la Côte (4.485 m). La altura y el esfuerzo realizado hasta el momento nos empieza a pasar factura. Nuestro avance se hace extremadamente lento, me aparecen calambres en los brazos y la respiración se hace muy fatigosa, parece que falta el aire y en ocasiones te da la sensación de que estás ahogando. Llegados a este punto, el trabajo de la mente para ejercer el control sobre el cuerpo es de vital importancia.

Así de esta forma tan angustiosa, realizamos los últimos metros de ascensión, superando un falso llano, pasando al lado de las Pequeñas Rocas Rojas y finalmente superados los Petits Mulets (4.690 m) alcanzar el techo de Europa tras 8 horas de ascensión.

Después de 8 horas de ascensión... ¡¡Por fin en el techo de Europa!!
Después de 8 horas de ascensión… ¡¡Por fin en el techo de Europa
!!

Hemos salido tarde, casi los últimos del refugio y esto hace que encontremos la cima vacía de gente. Nos embarga una emoción que se desborda en forma de lágrimas que caen prácticamente congeladas por nuestros rostros… abrazos y más abrazos para una gesta que en algunos momentos de la ascensión he visto inalcanzable y muy lejana.

Estamos solo en la mitad del trayecto. Un viento gélido empieza a golpear nuestro cuerpo, parece que la bonanza del tiempo se ha acabado. Repuestos de tanta emoción, iniciamos el descenso por la Vía de Goûter, nos quedan 9 horas de bajada donde el cansancio nos continuará poniendo a prueba.

Ruta de descenso (Vía Goûter)
Avanzamos por la arista de la cumbre que desciende dejando las Rocas de la Tournette a mano izquierda. Continuamos por la arista de Les Bosses (Las Jorobas) y al poco aparecerá el Abrigo Vallot (4.262 m) y su observatorio científico.

Llegamos al collado de Dôme y lo dejamos a mano izquierda, el camino no tiene pérdida pues la traza está muy marcada. Superada la bonita cresta de l’Aiguille du Goûter, llegamos al refugio de Goûter, el cual parece suspendido en el aire.

Esquema del primer tramo de descenso por la Ruta de Goûter.
Esquema del primer tramo de descenso por la Ruta de Goûter.

A partir de Goûter el camino desciende muy fuerte, desaparece progresivamente la nieve y unos cables nos ayudarán en nuestro descenso. Imprescindible ponerse el casco, sobretodo en el famoso Gran Corredor (El Paso de la Bolera), donde la caída de piedras de todos los tamaños es continua. Debemos cruzar con la mayor celeridad posible y comprobar que no haya alpinistas bloqueando el paso. Existe un pasamanos que queda sin utilidad en el caso de que haya poca nieve, pues queda suspendido a gran altura.

Siguiendo el camino marcado, llegaremos al Refugio de Tête Rousse (3.167 m) y su glaciar. De nuevo nos colocamos los crampones para superar este tramo que nos llevará en pronunciada bajada por l’Aiguille du Goûter hasta la zona de la Baraque Forestal des Rognes (2.768 m).

Las fuertes rachas de viento hacen que la nieve se convierta en perdigones.
Las fuertes rachas de viento hacen que la nieve se convierta en perdigones.

Ahora llega la parte más pesada del trayecto de vuelta, pues llevamos ya casi 15 horas de camino sin prácticamente paradas y ante nosotros aparece el Desierto de Pierre Ronde. La agonía acaba al llegar finalmente al Nido del Águila (2.372 m) y poder pillar por los pelos el último tren cremallera (10 € ida). Estamos exhaustos y yo sólo quiero tirarme en el suelo del tren.

El cremallera realiza una primera parada en la estación de Bellevue (Bella Vista), bajamos y tomamos el teleférico (10,5 € ida) que nos llevará hasta el parking donde dejamos el coche.

Por fin podemos cantar victoria, lo conseguimos, hicimos la cima de Europa y pudimos realizar la ruta circular que nos habíamos propuesto, todo ha salido a la perfección y de esta forma, extremadamente cansados a la vez que con una sensación de grandeza interior, nos vamos quitando las botas, arneses…

Todavía nos quedan 8 horas de coche para volver a nuestras casas y empezar la semana trabajando… los tres días de mal tiempo han hecho que no nos quedasen más días disponibles y de esta forma, ni tan siquiera duchados emprendemos el retorno hacia España.

 

Más fotos de la ascensión

Después de tres días de espera por fin el tiempo nos ofrece una tregua. ¡Ahora o nunca!
Después de tres días de espera, por fin el tiempo nos ofrece una tregua. ¡Ahora o nunca!

L'Aiguille du Midi marcará el inicio de nuestra ascensión. Un teleférico nos pondrá a 3842 metros.
L’Aiguille du Midi marcará el inicio de nuestra ascensión. Un teleférico nos pondrá a 3842 metros.
El Mont Blanc al fondo, totalmente despejado.
El Mont Blanc al fondo, totalmente despejado.
Vertiginoso descenso de l'Aiguille de Midi hacia el Collado. No apto para gente con vértigo.
Vertiginoso descenso de l’Aiguille de Midi hacia el Collado. No apto para gente con vértigo.
Paisaje lunar de la zona de vivac en el fondo del Collado.
Paisaje lunar de la zona de vivac en el fondo del Collado.

Auténticos acantilados de hielo hacen que tengas que caminar con sumo cuidado.

Dejando atrás el collado du Midi y su aguja.
Dejando atrás el collado du Midi y su aguja.

Las 8 de la tarde, ya cenaditos y a dormir. A la 1:00 de la mañana tocarán diana.

Bloques de hielo que se aguantan milagrosamente .

Las primeras luces del alba nos indican que hemos cogido el camino correcto.

Pendientes finales del Mont Maudit.

Nuestra meta al fondo. Todavía queda lo peor. La altura empieza a pasarnos factura.

Mar de nubes a escasos metros de la cima.
Agradecimiento especial a Toni García de Vivac, por su ayuda y apoyo.

Iniciamos el descenso por la Ruta de Gouter.
Durante la vuelta tendremos que superar cornisas de nieve que parece imposible que se aguanten.
Durante la vuelta tendremos que superar cornisas de nieve que parece imposible que se aguanten.

Seracs (bloques desprendidos) en la ruta de Los Grands Mulets que por suerte hemos evitado.

El horrible tramo de descenso pedregoso que nos llevará al Desierto de Pierre Ronde.
El horrible tramo de descenso pedregoso que nos llevará al Desierto de Pierre Ronde
.
Anuncios

7 comentarios en “Mont Blanc (4.807m)

  1. Como estais??? Somos Sergio y Jordi de Barcelona. Ya te comente que os seguimos hace tiempo y tener un blog como el vuestro nos va genial para nuestras pequeñas aventuras. Nuestro próximo reto es el Mont Blanc. Estamos discutiendo por que via es mejor subir en el mes de Julio; debido a la gran afluencia de gente claro . La verdad, es que despues de ver el video vuestro nos parece recomendable hacer la ruta de los cuatromiles como vosotros. Nuestra duda es si tenemos suficiente nivel como para atacar esta via.
    Yo os pediria si nos podeis aconsejar sobre los pro y los contras de esta via, horas de salida, zonas peligrosas, material de escalada necesario…. Tambien si teneis conocimiento de alguna web donde poder sacar buena información.
    Os doy mis gracias de antemano y animaros a que continueis la labor que haceis para aficionados a la montaña como nosotros.

  2. hemos decidido que iremos por la via que hicisteis vosotros. Me gustaria saber si pudieras compartir información vuestra para facilitarnos el terreno y prepararnos para lo que nos vamos a encontrar allí. Ya me dirás. gracias de antemano por tu ayuda.

    1. Buenas Jordi,

      Pues la verdad a parte de lo que tengo en el blog y lo que ya te comenté la otra vez, creo que no se nos olvida nada importante. De todas lo principal es salir pronto del refugio… veréis que todo el mundo se levanta a la misma hora, solo hay que seguir a la gente… nosotros nos esperamos algo porque no queríamos ir apelotanados y agobiados… los franceses son un poco ansias en la montaña y te empiezan a adelantar, te ha de apartar… vamos que no van a disfrutar sino a competir (algunos no todos claro está!).

      La trazada será muy fácil de seguir, veréis delante vuestro siempre un caminito de pequeñas lucecitas (los frontales). Mucho ojo con las bifurcaciones hacia la cima del Mont Blanc du Tacul y el Mont Maudit, siempre tenéis que seguir recto en dirección Sur (más o menos).

      Importante llevar un ritmo de progresión continuado y no muy fuerte. Hidratar aunque sea de noche, haga frio y no apetezca… luego es demasiado tarde y empiezan los calambres. Nosotros solo paramos unos 5 minutos, ya pasado el Mount Maudit, tomamos unas barritas, frutos secos y muchas gominolas (aporte rápido de azúcares).

      La parte más complicada es el paso de la rimaya donde os tendréis que asegurar. Cuando nosotros fuimos había cuerdas fijas, desde lejos ya veréis si hay atasco de gente o no, puesto que llegaréis con las primeras luces del alba. Un atasco de gente allí puede ser fatal, puesto que te quedas helado colgado a media pared, que es lo que nos pasó a nosotros.

      Superado este tramo la cumbre es visible a lo lejos. El descenso tomarlo también con calma, a mi se me hizo eterno. Tener cuidado con el paso de la Bolera, los desprendimientos son continuos, finalmente en la bajada es imprescindible el uso de casco por las pequeñas piedras que tira la gente que baja detrás tuyo.

      Y la última cosa es que debéis calcular bien la hora de llegada a la estación de tren. Si no recuerdo mal, el último tren sale a las 18:00 horas. Informaros bien! porque si lo perdéis, os tendréis que quedar a dormir vivaqueando o seguir bajando durantes horas y horas… algo no muy viable por el cansancio.

      Como veréis en el blog no tengo fotos ni video de la bajada… estaba exhausto!!

      Buena suerte!!!

      Oscar.

  3. El pasado 25 de agosto 2011, ascendí el Mont Blanc por la ruta de los 3 montes o de los cuatromiles, como vosotros. Ya tenía referencias de la misma por vídeos como el vuestro (youtube) y el libro de las rutas de ascensión etc.
    ¡Que razón tienes al decir que los franceses van a la montaña a competir!.
    Subí con un guía francés, veterano (54 años), como yo (52 años). Salimos de Cosmiques, todavía con el té y tostadas en la boca a la 1h y 24min de la madrugada, antes que nadie, “para no pillar atasco” en una grieta del Tacul y el hombro del Maudit, como los miuras de los toriles. Yo veía que íbamos un poco demasiado rápido, las cordadas que salieron después no sólo no nos cogían, si no que poco a poco se iban distanciando. En hora y media superábamos el Tacul y pasábamos a una cordada que había salido antes del desayuno. Sólo nos pasó un joven guía francés y dos clientes de veintitantos años. Nada que objetar, según mi guía, aunque para entonces, ya me había dado cuenta de que, como nos puede pasar a todos, alguna vez, le fastidiaba que le pasara nadie…
    No recuerdo más que oscuridad, nieve, niebla, frío y mucha pendiente, algún tramo de muy rápido descenso o casi llano antes del Maudit y enseguida el paso algo más técnico y complicado que esta equipado con una cuerda fija, para superar el hombro. Creo que llevábamos algo más de 3h, no mucho más. Una parada para tomar algo de té y abrigarrnos y para arriba. Seguíamos de noche y sin descanso , dale que te pego, pero un poco más rápido de lo que yo hubiera ido de ir sólo o con mi mujer, que no pudo acompañarnos por haberse lesionado. Al final los últimos 400 m de desnivel se me hicieron muy pesados, tuve que apagar el frontal, porque con la niebla, la altura, el cansancio y solo mirar las piernas del guía, ya me mareé un poco. Después el guía me confesó que el también se mareo un poco a partir de los 4.500 m y se cansó “algo” los últimos 200 m de desnivel. El caso es que cuando empezaba a clarear el día llegábamos a la ¡cima! a las 6h y 47min.
    Nos costó, pues 5h y 23 min. Llegué muy cansado, disfruté poco o nada de las vistas, todo el recorrido lo hicimos de noche, hizo mucho frío (el agua se me congeló en la mochila y el tubo del camelback) y sólo a la vuelta, también hacia Cosmiques pude ver la “bestialidad” de recorrido que habíamos hecho.
    La bajada, algo más tranquila, con fotos, bebida y comida (barritas) y en unas 3h 40m a la altura del refugio. A las 11h55m en L´Aguille, donde ya me esperaba mi mujer y teleférico para abajo hasta Chamonix.
    Total que quiero volver a hacer la ascensión otra vez, con mi mujer, y en 7 u 8 horas disfrutando de verdad, viendo por dónde voy y lo que me queda por subir, parando a hacer alguna foto y con buen tiempo,aunque esto ya más es más complicado.
    Un saludo.
    Manuel Sampietro

  4. Comparto plenamente tu opinión. Muchas veces me pregunto a que voy a la montaña cuando sólo camino y camino de forma veloz sin poder disfrutar de lo que me rodea.

    Y finalmente mi enhorabuena por lograr la ascensión!!!!

  5. Hola Oscar,
    Felicidades por la ascensión, por tu afición y por el blog… LLevo años queriendo subir el Montblanc y por trabajo y circunstancias no he podido escaparme. El año pasado estuve 8 meses entrenando y al final no pude ir.. Me podrías recomendar algún grupo de gente “sana” o amigos, o club de montaña que organice ascensión al Montblanc con los que poder acoplarme a una cordada? Tengo algo de experiencia en 3miles y también escalé el Toubkal en Marruecos.
    Muchas gracias por tu respuesta. Saludos
    Guillermo Sebastian

    1. Hola Guillermo,

      Gracias por seguirme. Primero que todo decirte que llevo ya un tiempo realizando pocas salidas a la montaña (es una pena) y voy a intentar ayudarte en lo que pueda.
      Es difícil aconsejar sobre lo que comentas. Yo subí al montblanc con mi amigo Toni que es el compañero de aventuras, con él hemos vividos muchas experiencias y también sustos en la montaña. Esto lo digo porqué creo que una cosa muy importante es confiar en tu compañero y saber que si algo pasa, siempre lo vas a tener a tu lado. Por diferentes causas Toni ya no tiene mucho tiempo y entonces todas las grandes ascensiones que me propuse las hice con un experimentado guía de montaña de Barcelona llamado Xavi y su empresa Infinit Emotions.
      Con él recuperé esa confianza que has de tener en tu compañero y con él y más gente de cordada, fuí al Nepal y también a Irán.

      Si quieres te puedo pasar su contacto.

      Aquí puedes ver la ascensión al Mera Peak:
      https://oscarmanrique.wordpress.com/2011/07/13/mera-peak-6-476-m-himalaya-2/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s