Mal-agudo-de-montaña-MAM-02

Mal Agudo de Montaña (MAM)


Una fácil tabla para averiguar si nuestra aclimatación está siendo la correcta y evaluar si conviene continuar ascendiendo o seguir aclimatando y evitar riesgos.

 

Mal-agudo-de-montaña-MAM
Cuadro del MAM

El MAM (Mal Agudo de Montaña), es la falta de adaptación de nuestro organismo a la altura. Suele aparecer a partir de los 2.500-3.000 metros de altura (dependiendo de cada persona). A estas alturas, debido a la menor presión atmosférica, nuestro organismo tiene más problemas para disponer de oxígeno como lo haría a cotas más bajas.

No se trata de que disminuya la cantidad o concentración de oxígeno, pues esta es la misma (21%), sino que la menor presión hace que cada célula de nuestro organismo tenga grandes dificultades para obtener el oxígeno necesario para su correcto biofuncionamiento. Este proceso se acentúa en la llamada ‘Zona de Muerte’, que se da a partir de los 7.000-7.500 metros, alturas donde al cuerpo le resulta imposible aclimatarse, por lo que se ha de estar el menos tiempo posible para evitar una degradación corporal irreversible.

Aunque se desconoce realmente como se desencadena un cuadro de MAM, se sabe que la gravedad  se encuentra directamente relacionada con la velocidad de ascenso y la altitud a la que nos encontremos.

La prevención es la mejor manera de luchar contra él. De nada sirve una buena preparación física si realizamos ascensos vertiginosos. Lo recomendable es hacer una buena aclimatación, durmiendo a alturas inferiores a las que se estuvo durante el día, progresar de forma escalonada y en forma de dientes de sierra, el caminar suave, una correcta hidratación (beber entre 4 a 5 litros de líquido diarios), e ingerir una dieta rica en hidratos de carbono, y aunque el MAM, se puede presentar cuando menos lo esperemos, estos consejos pueden ayudar a que éste sea más leve.

Si el mal de altura persiste o empeora, el descenso será la mejor solución.

Los 4 factores críticos:
Falta de humedad ambiental, menor concentración de oxígeno, el frío y la radiación solar.

La falta de humedad atmosférica nos produce sequedad de la piel y las mucosas, de esta forma se nos seca la nariz y nos cuesta llevar una respiración fluida durante la noche. Asimismo esta falta de humedad, hace que nuestra cadencia respiratoria sea mucho más elevada, que junto con el esfuerzo que hace que perdamos gran cantidad de agua corporal produce una hemoconcentración que nos espesa la sangre y el resto de fluidos, con lo que aumenta el esfuerzo que ha de realizar nuestro corazón para bombear una sangre mucho más densa.

La menor concentración de oxígeno, hace que los tejidos corporales no reciban una oxigenación correcta. Nuestro organismo lo intentará suplir con un incremento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, aumentando también la producción de glóbulos rojos. Todo ello es debido a la altura, en las altas alturas la presión atmosférica es mucho menor que a nivel del mar. Un dato, a 3.000 metros la cantidad de oxígeno en la atmósfera ha disminuido en un 30%, y a 5.000 metros es de la mitad. En montañas de 8.000 metros el oxígeno es de un tercio respecto al nivel de mar. Nuestro organismo intentará luchar contra estos síntomas, pero en la mayoría de casos será inevitable la aparición de alteraciones como el insomnio, dolor de cabeca, malestar general…

El frío es otro factor que combinado con la fatiga y el desgaste físico puede jugarnos una mala pasada. Nuestro organismo está preparado para salvaguardar las partes vitales y por ello en ocasiones y debido al frío, puede dejar de suministrar riego sanguíneo a nuestras extremidades para evitar la pérdida de calor. Las partes más expuestas serán los pies, manos, orejas y nariz. Es importante llevar un buen equipo para combatirlo.

La radiación solar puede provocarnos conjuntivitis, que en ocasiones puede ser muy molesta. La falta de humedad que hemos comentado anteriormente, unida a las radiaciones ultravioletas son los factores desencadenantes.

Anuncios

Un comentario en “Mal Agudo de Montaña (MAM)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s