Mera Peak (6.461 m) Himalaya


Ascensión al Mera Central

Nuestro inicial destino era el Mera Norte (6.476 m), pero las inclemencias del tiempo nos hicieron desistir y acometer el Mera Central de 6.461 metros, que en su tramo final ofrece un ascenso más cómodo que el Mera Norte. El ascenso forma parte de un trekking de altura por el valle del Khumbu, donde descubriremos recónditos lugares y conoceremos las costumbres del pueblo sherpa.

Ver reseña del trekking >

Vía: Kala Patthar y Amphulapcha La
Tiempo: 17 días de expedición
Dificultad:
Alta
Altitud: 6.461 m
Nota:
La ascensión requerirá material de alta montaña, así como arnés y cuerda para avanzar por el glaciar del Mera y superar el paso de  Amphulapcha.

Vista del ascenso que realizaremos con el campamento base a medio camino
Vista del ascenso que realizaremos con el campamento base a medio camino

Después de unos cuantos días por el valler del Khumbu realizando una buena aclimatación, llegamos al momento más esperado de todo el viaje, la ascensión al Mera Central.

30/10/10 Kongme Dingma > Campo Base > Campamento de Altura
Abandonamos la tranquila y cómoda planicie de Kongme en busca de un collado al que ascendemos de forma progresiva y suave entre pastizales.

Una vez llegados a lo alto de collado aparece ante nosotros nuestra meta de forma muy clara y nítida. Distinguimos perfectamente el macizo del Mera con sus tres cimas, el Mera Central (6.461 m), el Mera Sur (6.065 m) y el Mera Norte (6.476 m), perfectamente contrastado sobre un fantástico cielo azul.

Hoy caminaremos con la visión continuada de la silueta tricéfala de nuestra meta, pero a medida que avanzamos empieza a aparecer una delgada capa de nubes a lo lejos que irá tomando cada vez más consistencia.

El sendero ahora avanza por enormes bloques de rocas desprendidas y entre salto y salto observamos como las nubes van adquiriendo cada vez más protagonismo. Continuamos ascendiendo y a las 3 horas de recorrido llegamos al Glaciar del Mera, donde se encuentra el Campamento Base (5.350 m). Hasta aquí llegan los porteadores, haremos un rápido tentenpie y nos pondremos todo el material de alta montaña: botas de altura, crampones, cubrebotas, guantes, plumas… El resto de material lo dejaremos en el campo base.

De esta forma, cargando sólo el material esencial, continuamos ascendiendo por el glaciar, hacia el Campamento de Altura, al que llegaremos en dos horas y media de duro ascenso en las que algunos miembros de la expedición lo empiezan a pasar mal.

En este último trayecto, podemos disfrutar de las vistas de hasta 5 ochomiles a nuestro alrededor: Everest (8.848 m), Kangchenjunga (8.586 m), Lhotse (8.516 m), Makalu (8.485 m) y Cho Oyu (8.201 m).

Una vez llegados al promontorio donde se encuentra el campamento de altura (5.780 m), podemos ver como en el cielo las nubes se hacen cada vez más presentes. El campamento de altura se encuentra estratégicamente situado en un diminuta planicie protegido por un gran espolón rocoso y sin nieve en el suelo.

Tras la cena, nos reunimos los 6 expedicionarios que quedamos en una tienda para 2 personas y tras repasar el material y recibir las últimas instrucciones, nos vamos nerviosos a nuestras respectivas tiendas. La nuestra ha quedado algo inclinada y tiene una parte suspendida en el aire.

En total hemos caminado 5 horas y 30 minutos de trayecto de alta montaña y nos vamos a descansar, que no dormir, con el ansia de saber si mañana el tiempo nos respetará e inquietos por la cercanía de la cumbre.

31/10/10 Campamento de Altura > Cima del Mera Central > Campo Khare
Hoy es el gran día. Nos levantamos a las 2:30 de la madrugada. No hemos dormido mucho, pero si hemos podido descansar un poco para afrontar este día con garantías. Una mirada al cielo y éste se ve lleno de brillantes estrellas. ¡Perfecto!

Un rápido desayuno y abandonamos el campamento avanzando en medio de la noche. Somos la única expedición que acometerá el ascenso hoy y los primeros metros son muy suaves y cómodos. Progresamos en dos grupos con un guía-sherpa abriendo cada cordada de 4 personas y nuestro guía Xavi Arias, que va por libre.

Poco a poco vamos ganando altura sobre rampas que cada vez toman más pendiente para de nuevo volver a suavizarse.

A nuestras espaldas el sol se intenta abrir paso entre los gigantes del Himalaya. Un espectáculo increíble el poder contemplar como el sol tiñe de rojo la nubes que rápidamente avanzan hacia nosotros. Seguimos caminando y superamos la cota de los 6.000 metros. La trazada es evidente, como es evidente que la niebla nos alcanzará en breve.

El sol, apenas tiene fuerza para calentar nuestros cuerpos, aunque por suerte mis pies y manos ya han entrado en calor, ha costado volver a notar los dedos del pie, pero tras más de 2 horas de ascenso y con el esfuerzo parece que la sangre ya fluye hasta todos los rincones.

Avanzamos lentamente mirando el cielo con la esperanza de que la niebla y las nubes nos den una tregua, pero tras 3 horas de camino, y ya con la niebla invadiéndolo todo empieza a nevar ligeramente y se levanta un viento que poco a poco irá tomando más y más fuerza.

Los sherpas que nos acompañan no ven claro continuar. Tras un intercambio breve de impresiones con nuestro guía Xavi, les convence para seguir avanzando entre las racheadas ráfagas de viento, que proyectan la nieve con fuerza hacia nuestras caras. Ha disminuido tanto la visibilidad que no puedo ver donde empieza mi cordada. El frío va en aumento.

A los sherpas lo que más les preocupa no es tanto la ascensión si no el descenso, pues el fuerte viento puede hacer que se borre la trazada, y aventurarse a caminar, por un gigantesco glaciar sin huellas que seguir y con tan baja visibilidad puede ser realmente peligroso por las múltiples grietas que esperan ocultas la nieve.

Continuamos avanzando y tras girar en nuestra camino hacia la izquierda, afrontamos los que parecen ser serán los últimos metros de ascensión. Nuestra cordada es la primera en hacer cumbre y nos fundimos en efusivos abrazos. En unos instantes llega a nuestra altura la segunda cordada. De nuevo más emoción a flor de piel, se suceden los abrazos y las lágrimas.

A nuestro alrededor, nada.  Solo niebla y nubes. Eso es todo lo que nuestros ojos alcanzan a ver en la cima del Mera Central de 6.461 metros. Nuestro objetivo era el Mera Norte de 6.476 metros, pero sería de locos intentar hacer cima con este tiempo. Hemos tardado desde el campamento de altura algo más de 4 horas en llegar a la cima.

Tras las fotos de rigor, emprendemos rápidamente la bajada, puesto que el viento sigue soplando y no debemos perder la trazada. El ritmo de descenso es tan rápido que en una hora hemos llegado al campamento de altura, donde haremos una breve pausa para comer algo y continuar descendiendo en dirección al Collado de Mera (5.415 m).

Echando la vista atrás vemos como el macizo del Mera ha quedado engullido por unas oscuras y amenazantes nubes negras. No me gustaría estar ahí ahora. En el fondo del valle vemos nuestro destino y podemos hasta distinguir nuestras tiendas. A las 4 horas de descenso continuado llegaremos al Campo Khare (3.500 m) y justo en ese preciso instante, empieza a caer una fuerte nevada. Parece que los dioses han sido benévolos con nosotros y nos han respetado hasta que estuviéramos bien resguardados.

Esta noche celebramos nuestra ascensión con todos los miembros de la expedición, con los guías, sherpas y porteadores, y una tarta que conmemora la gesta. El ambiente es de auténtica fiesta, pues nadie creía que lo pudiéramos lograr con una climatología tan adversa y luego sabremos que durante días, nadie pudo hacer cima debido al mal tiempo reinante.

Por la rendijas de la pared del logde, donde finalmente dormiremos, entra un aire helado y mirando por los ventanucos vemos como el manto de nieve crece y crece sin parar. La noche será plácida, plácida como hacía días que no recordaba y todo en parte gracias a una estufa que nos proporciona calor quemando estiércol de yak.

Ver reseña del trekking >


Inicio de la aproximación hacia el campamento


La trazada es muy clara, la seguiremos y así evitaremos las posibles grietas, pues avanzamos por el glaciar del Mera


El día esta claro y despejado durante la aproximación al Campo Base… pero durante la noche todo cambiará


Llegados al campamento base, plantamos las tiendas como podemos, en una pendiente que no tiene nieve


Se hará dificil dormir a esta altura, más que dormir, intentaremos descansar algo


A las 4 de la mañana, nevando ligeramente y con noche cerrada empezamos a caminar. En la foto uno de los dos sherpas que nos acompaña


Arde el cielo en la cordillera del Himalaya durante los primeros albores del día


Avanzamos con frío intenso en medio de la noche y siguiendo la trazada


Finalmente amanece, pero las nubes y la niebla no desaparecerán. Estamos ya por encima de los 6.000 metros de altura.


Ascendemos a buen ritmo, esperando que el sol nos empieze a calentar, porque continua el intenso frío


La primera cordada y el sherpa que abre el camino. Por momentos parecía que el día iba a arreglarse…


El momento crítico. Los sherpas no quieren continuar, el tiempo está empeorando rápidamente y la trazada se está borrando… pero estamos cerca, ¡muy cerca!


A escasos metros de la cumbre


Entre brumas y nieblas hacemos los últimos metros de ascensión


Conseguido!! Cima en el Mera Peak Central de 6.461 metros tras días y días de aclimatación y sufrimiento


Inmortalizando el momento. En menos de 20 minutos se me descargaron 4 baterías por el intenso frío


¡Alguien parece que se ha quedado pretrificado y con el pelo totalmente helado!


Fotos con los 2 sherpas acompañantes y los 6 compañeros que logramos hacer cima


El viento arrecia, pero la emoción del momento compensa el frío que estamos pasando

Gracias a la tienda Vivac de Reus y al Toni, que nos suministró algunos de los materiales y vestimentas que usamos en el trekking y la ascensión
Gracias a la tienda Vivac de Reus y al Toni, que nos suministró algunos de los materiales y vestimentas que usamos en el trekking y la ascensión


Celebrando la ascensión con los sherpas y porteadores…esta noche, dormiremos plácidamente


Vista del valle por el que descenderemos. Por suerte hemos podido hacer cumbre a primera hora de la mañana. Durante los días siguientes debido al tiempo fue imposible ascender

Ver reseña del trekking >

Anuncios

12 comentarios en “Mera Peak (6.461 m) Himalaya

  1. Buenas tardes, lo primero felicitarte por tu blog el cual suelo visitar con frecuencia, por otro lado decirte que me voy a Nepal en Noviembre con la intencion de subir al MERA PEAK, y quisiera me dieras algunos consejos sobre este viaje, sobre todo si crees que es factible y mas barato el contratar los servicios de guia y porteador alli mismo o es mejor hacerlo desde aqui, nos gustaria solo contratar eso y el tema de dormir y alojamientos lo hariamos sobre la marcha en las diferentes aldeas.

    Gracias por abusar de tu información y si crees oportuno contestarme te lo agradeceria.

    saludos J.

    1. Buenas J.,

      Nosotros lo organizamos todo desde aquí, mediante un experto guía llamado Xavi Arias, y nos salío bastante más económico que con otro tipo de expediciones… y mirando un poco por allí, la verdad es que es mucho más económico llevarlo todo atado desde aquí.

      Además como es temporada alta, os podéis encontrar con los porteadores o guías más ‘malillos’, o sencillamente no encontrar… tenéis que pensar que hay muchos porters buscavidas que luego no tienen ni idea ni de montar un hornillo.

      Y por último también cuando vas con alguien (como nuestro caso), alguien que se pasa 5 meses en la zona… pues claro, esta persona ya tiene sus contactos en la zona y te sale más barato… Y también tenéis que pensar que vais al tercer mundo y nada funciona como aquí… todo son chanchullos y tejemanejes extraños… Un ejemplo, a la vuelta del trekking, en el aeropuerto de Lukla, no nos dejaban subir al avión mi petate y el de otro compañero, decían que el avión iba muy cargado… que volaría otro día… (si vuela otro día… el petate ya no lo vuelves a ver!!), pues nuestro guía fue el encargado de hablar con el director, el jefe de seguridad… y pudimos volar con nuestro petate, con una solución extraña… tuvimos que hacer desaparecer esos 2 petates, sacando todo el contenido y distribuyendolo en el resto de petates!!! El resultado: mismo peso, pero 2 petates menos!

      Espero haberte ayudado.

    1. Buenas,

      Si te parece, puedes exponer las preguntas aquí. Te las contesto y de esta forma solucionamos dudas que pudieran tener otras personas.

      1. HOLA
        soy natalia y estoy en la duda de hacer island peak o mera peak en octubre de este año..que me aconsejas??
        gracias

      2. Hola Natalia,

        Te puedo comentar que el Mera Peak parece un pico menos masificado que el Island Peak, recuerdo estar en el refugio tomando un té y llegar grupos y grupos todos provenientes del Island Peak hasta llenar el logde, y comentarnos los sherpas que esto ocurre porque es relativamente cómodo subirlo en un día y volver a dormir al logde. Aunque esta claro que después de ver las masificaciones del Parque Nacional de Sagarmatha, todo te parecerá tranquilidad.

        También decir que aunque el Island (AD) tiene un grado de dificultad más elevado que el Mera (PD), este último tiene casi 300 metros más, y se notan más los efectos de la altura, por lo que es necesaria una buena aclimatación.

        Es difícil recomendarte uno u otro, sobretodo cuando yo solo he hecho el Mera, pero con estos datos, espero que tengas más criterios para elegir.

  2. buen día: podrías indicar la dificultad técnica que tiene la ascensión (grado de inclinación de las palas). lo digo porque en las fotos no se os ve “tirando” de jumar, como si se ve en varias fotos de las ascensiónes al Island. así como el material de expedición que llevásteis (tipo de saco, botas, etc.)
    gracias de antemano y bonito reportaje
    ángel

    1. Buenas Angel,

      Es un pico donde la dificultad está en la altura y no tanto en la dificultad técnica. En ningún momento de la ascensión utilizamos el jumar, es un pico cómodo de ascender. El Jumar lo usamos para salvar el collado de Amphulapcha La y entrar en el Parque Makalu Barun.

      Yo llevaba unas Sportiva Nepal Extrem, con cubrebotas integral y calcetines térmicos (no tuve nada de frío). El saco de plumas era un Rab Ascent 500 y como chaqueta un plumas de North Face, que compré en Lukla (más falso que un político en elecciones). por lo demás, ropa térmica de buena calidad, mallas térmicas y gore, arnés y cuerda.

      Espero haberte ayudado y suerte!

  3. Hola, tengo la intención de ir al Mera y he visto tu blog, perfecto el reportaje, los comentarios, las fotos etc., me ha gustado mucho, pero con todas las reservas quería comentar lo siguiente: cuando decís que estáis en el Kala Pattar, sale una imagen de una montaña justo al lado que la señaláis como el Everets y yo creo que es el Pumori. Las fotos que yo tengo de esa montaña cuando estuve en el Kala, así me lo hace parecer. Por favor no lo tomes como una crítica, es solo una observación. Un saludo.

    1. Buenas Josep,

      Pues es posible. La verdad no dispongo de más información al respecto. Te agradezco tu comentario y que tengas mucha suerte en tu ascensión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s