Barranco del Gorgol


Barranco del Gorgol

14/08/2012

Categoría:  Nivel I
Roca: Caliza
Longitud: 250 m
Desnivel: 85 m
Aproximación: 20 min.
Recorrido: 2 horas (de tranquis!)
Retorno: inmediato
Material: Neopreno, casco, arnés y cuerda.
Nota: Caudal constante y regulado por una presa con suelta automática. Utilizado por las agencias de la zona.

El Gorgol es un barranco con un descenso divertido y ameno, es un cañón que concentra en su corto recorrido saltos, toboganes y rápeles, todo rodeado de un fantástico paisaje. Un barranco con un fácil acceso, bonita estética y perfecto para iniciarse en la práctica del barranquismo.

Una vez que hemos llegado al pantano de Búbal, siguiendo la carretera A-136 en dirección hacia Panticosa y Formigal, hemos de dejar dicha carretera por la izquierda, tomando la sinuosa carretera que asciende hacia Piedrafita de Jaca.  Antes de llegar a Piedrafita, y superadas las siete curvas cerradas, tomamos una pista a la derecha que enseguida se adentrará en un fantástico hayedo.

El coche los podemos dejar al final de recorrido, que viene marcado por un puente, o dejarlo unos 100 metros antes, justo donde un sendero asciende cerca de un pequeño arroyo. Así pues empezamos a caminar subiendo por el frondoso hayedo del Betato. En la primera bifurcación tomamos el camino de la derecha, al igual que en la siguiente bifurcación, donde continuaremos caminando y avanzando en zigzag. Tomando siempre las bifurcaciones a la derecha llegaremos al inicio del barranco donde nos colocaremos los neoprenos.

El barranco empieza de forma suave e irá ganando en emoción a medida que avanzamos. Superamos el primer caos y resalte de forma cómoda y llegamos a una sucesión de toboganes que nos llevaran sin darnos cuenta a la Sala Estrecho, donde las posibilidades que se nos ofrecen para superar la cascada, son diversas. Se puede montar un rapel, bajar en tirolina o introducirte por un agujero entre las rocas. Escogemos esta última opción, nos introducimos por el pequeño caos de rocas y luego descendemos por la cascada y el tobogán que acaba con un pequeño salto.

Nos espera el único rapel que haremos, de unos 18 metros, con un pasamanos de 10 metros. Es un rapel volado que nos pone en la parte más angosta y fría de todo el barranco. Nos espera un divertido barranco y un caos que nos lleva hasta el puente donde acaba el tramo encajonado.

Decidimos continuar bajando. El resto del Gorgol, hasta su desembocadura en el embalse de Búbal, no posee ningún aliciente, solo el hecho de querer seguir un poco en remojo saltando continuamente de roca en roca.

Preparados para iniciar el Barranco del Gorgol.

Primeros pasos dentro del barranco salvando bloques y caos.


Primer salto con pasamanos y amplia zona de recepción.


Una de las zonas mas bonitas del cañón, donde este avanza algo más encajonado.


Colgarse como un fuet es la mejor forma de espera a que el grupo anterior acabe de bajar por la tirolina.

Podemos descender saltando, en tirolina o por el interior de la cascada.


Hemos decidido introducirnos por un angosto agujero y descender por el interior de la cascada, conocida como ‘V’


Introduciéndonos por el agujerillo.


Descendiendo por la cascada, controlando la bajada con un salto final a la poza.


Contemplando la cascada por la que hemos descendido.


Llegamos al rapel volado de unos 18 metros, tras un pasamanos de 10 metros. Nos acercamos el final.


Superado el puente que marca el final del barranco, decidimos continuar. Al fondo el embalse de Búbal.
Este tramo es perfectamente prescindible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s